domingo, 15 de junio de 2008

HABLEMOS Y SALVEMOS NUESTRO QUECHUA


Por aras del destino, actualmente mis compañeros de trabajo son de 4 nacionalidades distintas: un rumano, un marroquí, un egipcio y muchos españoles. Yo, peruano, oriundo de una tierra que en el pasado tendría un estilo de vida propia, un idioma y muchas habilidades en construir caminos, puentes y majestuosos monumentos habitacionales hechas de piedra.
Yo, peruano, hijo de padres quechuahablantes, nacido en la costa peruana, oidor del quechua desde mi infancia, a través de los diálogos de mis padres; no sé nada de aquel idioma, o quizá contadas palabras que se me cuelgan en estos momentos por mi mente y que de pronto se desaparecen en la nada y vuelvo a lamentar mi desidia, la torpeza de nunca haberla puesto oído al idioma inca. De nunca haberme interesado en aprender; el hablar y el entender, porque es doble lastima que teniendo a quienes convivieron conmigo desde mi primer día de nacido, no haya podido aprender, lo que hoy me hubiera servido para muchas cosas, una de ellas, defender mi nacionalidad peruana a golpe de nuestro quechua ancestral. Lastima que soy hispanohablante y no un quechuahablante, mucho mejor hubiera sido, ser ambos a la vez.
Porqué hablo tardíamente sobre el quechua? porque, tanto el rumano, el marroquí, y el egipcio, hablan su propio idioma cada uno; es decir; el de Rumania, habla su idioma rumano; aun cuando su idioma tenga sus orígenes en el latín; el de Marruecos, habla el idioma de su región, que es el berebere, y lógicamente, también habla el idioma marroquí, aunque su idioma, tenga influencia árabe; el de Egipto habla su idioma egipcio, éste también tiene sus orígenes en el árabe; el español, habla el castellano, aclaro lo del español, porque en España hay hasta varios idiomas o dialectos puestas en practica actualmente en cada uno de sus regiones: el catalán, en toda la región de Cataluña; el gallego, en toda le región de Galicia; el vasco, en toda la región Vasca; el valenciano, en toda la comunidad de Valencia. Y en todas estas regiones, el orden de prioridad, como idioma oficial, está primero el regional, luego viene el castellano o el español. Porque cada comunidad es autónoma, que le permite incidir más en lo que tiene como suyo, dentro de su contexto regional, quedando en segundo orden lo que tiene en el contexto nacional, es decir referente al idioma.

Quizá la dominación impuesta por los españoles, durante sus más de 300 años en el territorio de nuestra América latina, haya sido brutal y despiadado y tal vez mucho más, en el Perú, porque éramos el ombligo del mundo, la cuna de la civilización Inca, pero si eso hubiera sido así, porque hasta ahora hablan, aunque sea un minúsculo grupo de la población peruana en las zonas andinas, el quechua? El indígena peruano, resistió ante el embate genocida y cultural de los invasores, por ello, hasta ahora sobrevive el quechua. Lastima que no somos concientes que el idioma, es nuestra identificación, que forma parte de nuestra nacionalidad.
A nosotros nos “visitaron” los españoles. A los mismos españoles, les invadieron los árabes, y estuvieron más de 400 años en la península, pero el caso de nosotros, es que, casi hemos perdido nuestro idioma ancestral. Hasta con decir, que el idioma oficial en el Perú nuestro es el Español y no el quechua, que en realidad debería ser todo lo contrario, aunque sea por respeto y conmiseración por la atroz invasión que sufrieron los hombres de la cultura Inca.

No hay comentarios: