miércoles, 18 de junio de 2008

LA CARTA QUE HUBIERA QUERIDO ESCRIBIR


Yo hubiera querido escribir ésta carta que a continuación transcribo, una carta tierna, dulce, reflejo de un hombre enamorado, de un hombre que amó la vida y al amor, con la misma y exacta intensidad que se debe de amar, porque en el amor está la belleza, la cumbre más alta del espiritu... yo hubiera querido escribir ésta carta, a la mujer que amo, a la mujer que ahora está lejos de mi, pero no por contiendas ni pleitos, sino por cuestiones laborales... aqui la carta:

"Ayer soñé que tomaba tu carita entre mis manos y te besaba. Fue un dulce y suave sueño. también me acordé que aquí habías nacido y bendije esta ciudad por eso. No sé lo que está pasando dentro de mí; pero a cada momento siento que hay algo grande y noble por lo que se puede luchar y vivir. Ese algo grande, para mí, lo eres tú. Esto lo he sabido desde hace mucho, más ahora que estoy lejos lo he comprendido. Estuve leyendo hace rato a un tipo que se llama Wat Whitman y encontré una cosa que dice: "El que camina un minuto sin amor, camina amortajado hacia su propio funeral". Y esto me hizo recordar que yo siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti. Clara, mi madre murió hace 15 años; desde entonces, el único parecido que he encontrado con ella es Clara Aparicio, alguien a quién tú conoces, por lo cual vuelvo a suplicarte le digas me perdone si la quiero como la quiero y lo dificil que es para mí vivir sin ese cariño que tiene ella guardado en su corazón. Mi madre se llamaba María Vizcaíno y estaba llena de bondad, tanta, que su corazón no resistió aquella carga y reventó. No, no es facil querer mucho"

JUAN RULFO 1945. De "Aires de las colinas" (Debate). Rulfo, un timido vendedor de neumáticos, cortejó a Clara Aparicio durante cinco años. En las cartas menciona que está escribiendo "algo" que ocho años después se publicaría con el título "Pedro Paramo".

P.D. texto recogido del diario EL MUNDO, de su suplemento MAGAZINE, con fecha 8 de Junio de 2008.

No hay comentarios: